3 Mascarillas caseras fáciles de hacer para la cara

Todas queremos lucir una piel limpia, fresca y radiante y gastamos mucho tiempo y dinero en productos para el rostro que ni siquiera nos brindan los resultados que buscamos. Es imprescindible saber que beber agua y mantener una dieta balanceada es clave para lograr que nuestro cutis luzca saludable. La buena noticia es que con mascarillas caseras puedes lograr resultados similares e incluso mejores que utilizando productos costosos.

Existen muchísimos ingredientes naturales que nos aportan los nutrientes que nuestra piel necesita. Aquí les mencionaré los beneficios de algunos y los pasos para aplicarlos en nuestro rostro para aprovechar al máximo los beneficios que nos aporta a nuestra piel.

La banana o guineo:

Es una de las frutas que provee numerosos beneficios a la piel, ya que contiene las siguientes vitaminas:

Nutriente                                    Beneficio
Vitamina    A Desvanece manchas oscuras.
Vitamina    B Reduce la sequedad y reduce el envejecimiento.
Vitamina    E Aumenta la fortaleza a los rayos ultravioleta y previene la aparición de arrugas a temprana edad.
Potasio Es bastante conocido por sus propiedades hidratantes para mantener una piel suave.

Todas estas ayudan a mantener la elasticidad de la piel; además de minerales como el potasio, hierro y magnesio que previene la arrugas.

Mascarilla de guineo para piel suave

Mascarilla de guineo para piel suave

Pasos para hacer una mascarilla de guineo maduro:

Necesitarás un guineo maduro y un poco de yogurt. Lo primero que debes de hacer es machacar la banana como si fueses a realizar un puré, esto lo mezclas con una cucharada de yogurt y lo mueves hasta que quede una mezcla perfecta. Luego aplica esto en tu cara durante unos 15 o 20 minutos y finalmente lo retiras con un poco de agua tibia.

Como resultado notarás instantáneamente una piel más suave, pero lo ideal sería que apliques esta mascarilla al menos una vez por semana si tienes la piel demasiado seca y luego puedes variar la rutina a una de cada 15 días cuando tu piel ya esté mucho más hidratada.

* Dato adicional: Puedes reemplazar el yogurt por miel en la receta de esta mascarilla si así lo deseas.

Mascarilla con huevos:

Mascarilla con clara de huevo

Mascarilla con clara de huevo

Los huevos como ingredientes para mascarillas son conocidos por sus propiedades para tonificar y endurecer la piel, lo que significa que con la receta adecuada se puede realizar una mascarilla casera para evitar el envejecimiento y también las arrugas. Además de lo mencionado, otro de los beneficios es que reduce los poros que son demasiado grandes en la piel, logrando así que esta esté más firme y luzcas mucho más bella y saludable luego de aplicar los métodos que se mencionan a continuación. Pero antes de hablar sobre la receta, primero te comento algunos de los nutrientes y beneficios de este ingrediente:

Nutrientes                                 Beneficios
Proteína Perfecta para la elasticidad de la piel y la reparación de los tejidos.
Potasio Conserva la humedad en las células de la piel
Riboflavina Elimina los radicales libres tóxicos, ayudando así a la prevención de arrugas
Magnesio Hace que tu piel luzca más joven y radiante.

Pasos para hacer una mascarilla de huevo:
Lo primero es separar la clara del huevo y la yema, luego bates la clara hasta que tenga cierto espesor como si fuese un foami. Cuando esté lista, la aplicas en tu cara durante unos 15 minutos. Luego de pasar un rato con la mascarilla sentirás que tu piel se endurece un poco y finalmente quitas la mascarilla suavemente aplicando un poco de agua tibia. No es necesario que apliques esta mascarilla todos los días, sino cuando sientas que tu piel está grasienta o cuando tengas algunas erupciones.

Mascarilla casera con avena

es unos de los productos más utilizados para el cuidado de la piel, debido a que contiene lípidos y proteínas que  la hidratan y humectan. La textura de la avena la convierte en un exfoliante natural por excelencia, para aquellas pieles sensibles que no toleran los exfoliantes habituales. Sus beneficios para la piel son múltiples porque contiene saponina, un agente que elimina las células muertas, el acné, los eczemas, además de que ayuda con la irritación y el enrojecimiento de la piel.

Mascarilla de avena casera

Mascarilla de avena casera

Estas son las cuatro razones por la que debes utilizar la avena en mascarillas faciales:

Nutrientes                                 Beneficios
Polisacáridos Combate de sequedad de la piel.
Proteína Ayuda a mantener la barrera natural de la piel para que las impurezas no entren a los poros.
Grasas saludables Hidrata y humecta la piel.
Saponina Elimina la suciedad y el aceite de los poros.

Pasos para hacer una mascarilla de avena:

Primero agrega en un recipiente dos cucharadas de avena en hojuelas preferiblemente, luego mezcla con una cucharada de agua caliente y una cucharada de miel. Une todos los ingredientes hasta crear una pasta consistente que luego procederás a aplicar suavemente en tu rostro. Deja reposar la mascarilla de 10 a 15 minutos y la retiras con suficiente agua. Si tu piel es muy seca, sustituye el agua, por leche o yogurt para lograr una mayor humectación.

Estos tres productos naturales lo puedes conseguir con facilidad en la despensa de tu cocina y son ideales para elaborar mascarillas de una forma muy simple; además lucirás de una piel suave, radiante y saludable a un bajo costo.